Uno de los alimentos que ,bajo mi experiencia personal, es más complicado de introducir son las legumbres o la proteína vegetal.

¿Cuantas veces te has esforzado en cocinar unas buenas lentejas con arroz o unos garbanzos bien tiernos y la respuesta siempre ha sido ,” puaj, esto no me gusta mami! “echando por tierra toda tu ilusión de mamá super entregada a la causa? Pues a mi me ha pasado unas cuantas veces. La única manera de que mi peque comiera legumbres era haciendo un puré de verduras y añadiendo garbanzos de estranquis.

Pues bien, te propongo unas cuantas alternativas para que tus hijos se beneficien de las estupendas propiedades de la proteína vegetal , que es el principal componente de las legumbres.

Pasta de legumbres! súper práctico

Si si, en tiendas especializadas tipo Veritas, o herboristerias y dietéticas puedes encontrar una variedad muy interesante de pastas tipo espirales hechas 100% con harina de lentejas, garbanzos y guisantes (proteína vegetal). Se preparan igual que una pasta de trigo, hirviendo en agua durante 3 o 5 minutos y listo. Esta es una alternativa ideal también para celíacos e intolerantes al gluten.

Si se la preparas a tus hijos con su salsa preferida ya verás como tendrás éxito!

proteína vegetal

Hamburguesas vegetales

Existen un montón de marcas que las venden ya preparadas y con diferentes ingredientes como el tofu, mijo, quinoa… yo te propongo practicar con las lentejas y el arroz añadiendo alguna verdura suave tipo zanahoria o calabacín , un poco de patata… Puedes hacerlo con lentejas normales tipo pardina o con lenteja roja que es más pequeñita y con una consistencia tipo puré después de cocinarla. La elaboración cuanto más simple mejor, puedes inspirarte en mi anterior post de “nubes de brócoli con parmesano”. Dale vidilla a la proteína vegetal.

Falafel, para las más atrevidas

Esta es una preparación muy típica en la cocina árabe. Son como una albóndigas preparadas a base de harina de garbanzo, pan rallado y especias. En supermercados especializados puedes encontrarlo hecho o en una presentación tipo mezcla preparada para que lo hagas tu mism@ . Simplemente añadiendo agua para crear la masa y después hacer las bolitas para freírlas u hornearlas.

proteína vegetal

La Quinoa, un súper alimento

Seguro que te suena este nombre porque ahora está súper de moda. Es todo un descubrimiento para nosotros pero en su país de orígen , Bolívia, es una de las bases de su alimentación. No se trata de una legumbre, como en los casos anteriores sinó de un pseudocereal. Por tanto contiene hidratos de carbono de asimilación lenta (los buenos) , alrededor de un 20% de proteína vegetal y un montón de nutrientes interesantes. La forma más fácil para introducirla en la dieta de los niños podría ser preparándola en sopa, como si fuera una sopita de pasta maravilla. Solo hay que hervirla en un caldo ya preparado durante unos 15 minutos, por ejemplo. También puedes prepararla sin caldo, como si fuera un cous-cous y añadirle unos trocitos de pollo o verduritas.

proteína vegetal

La organización mundial de la salud advierte del exceso de proteínas de origen animal en nuestra dieta, así que la proteína vegetal como la que contienen las lentejas, garbanzos , habas, soja, guisantes, etc. son sanísimas y muy necesarias dentro de una dieta equilibrada. Deberíamos tomarlas dos veces por semana como mínimo.

Te apetece? Cuéntame como te ha ido…