Ricas leches vegetales

Entramos en verano y el calor aprieta. Empiezan las vacaciones de los peques y con ellas algo de descontrol en las comidas. Recurrimos más a las meriendas envasadas tipo galletas, bollerías, helados… pero como ya sabes, si nos acostumbramos a lo cómodo vamos a perdernos las alternativas más saludables.

Te propongo acostumbrar a los niños a las leches vegetales. Son muy digestivas, libres de lactosa y proteínas lácteas y con muchas propiedades nutricionales. Puedes alternarlas perfectamente con la leche de vaca y de cabra. Cuesta un poco de adaptar el paladar al principio porque seguramente los peques no han salido nunca del sabor a vaca. Pero puedes enmascarar los sabores al principio con cacao , canela , preparados de cereales en polvo…si sales un poco de los súpers y curioseas en tiendas de dietética, tiendas de alimentación ecológica tipo veritas, casa ametller, etc, verás que hay muchas marcas con sabores muy interesantes tipo coco ,limón, combinados con toda clase de leches vegetales obtenidas a base de cereales ,por ejemplo.

Puedes preparar polos con moldes caseros con este tipo de leche y añadir toppings de chocolate fundido, frutos secos, frutas desecadas como papaya, coco. En fin, lo que se te ocurra. Eso sí, cuando experimentes ten cuidado al hacer la compra y fíjate siempre en las etiquetas. No es conveniente que estas leches lleven aditivos ni azúcares añadidos, en todo caso pueden endulzarse con sirope de ágave que es un azúcar de asimilación más lenta.

Algunos ejemplos para tomarlas fresquitas:



image007

 

  • Leche de arroz con coco, dulzona y nutritiva.
  • Leche de avena, digestiva y relajante del sistema nervioso.
  • Leche de chufa, remineralizante y con ácido oleico.
  • Leche de quinoa con cacao, muy rica en proteínas .
  • Leche de almendras, la más energética y rica en hierro.

En este caso limitaría, la de soja por los fitoéstrogenos que contiene de manera natural. Puede ser muy saludable en la madurez femenina pero no para los niños ya que puede alterar su equilibrio hormonal.

Las leches vegetales son muy recomendables en los episodios de diarreas estivales, sobretodo la de chufa y de arroz porque son astringentes y además rehidratan.

Otro buen momento para introducirlas es durante los períodos de resfriados y situaciones de acumulación de mocos en las vías respiratorias. La leche de vaca promueve la síntesis de mucosidades y por tanto puede dificultar la curación en niños o adultos sensibles a las proteínas lácteas.

Animate a diversificar!

 

bibliografia:

fisiogenomica.es