Polos molones de aguacate y coco

 

helados-molones-(2)

A mi hijo le encantan los helados, como a todos los niños, pero ellos siempre tienden a elegir por el envoltorio y los colores que les llamen más la atención. Lo malo de esto es que siempre suelen entrarles por los ojos los más azucarados y procesados con aditivos y grasas saturadas. A ver, muy de vez en cuando no pasa nada por pegarse un capricho y comerse un helado poco nutritivo ( por llamarlo de alguna manera ). Pero buscando alternativas encontré unos moldes súper chulos para hacer heladitos y polos en casa que seguro que iban a tener éxito con el peque. Además un molde molón es una buena excusa para enmascarar ingredientes súper nutritivos, como el aguacate, que de otra manera seguramente ni los probarían.

Se trata de los moldes ZOKU, de silicona y libres de bisfenol A (BFA). Éste es un componente que suelen llevar todos los plásticos comerciales y que al ingerirlo puede tener un efecto nocivo en nuestro cuerpo. Desde hace varios años existen unas recomendaciones de la unión Europea de eliminar este componente de todos los utensilios destinados a bebés y niños. Por eso siempre hay que fijarse en las especificaciones de los recipientes y buscar el sello que garantiza que está libre de BFA.

helados-molones-(3)
helados-molones-(4)

He probado una receta casera a base de aguacate y leche de coco de lo más cargadita en nutrientes interesantes como el omega 3. He sustituido la crema de leche convencional o la nata por leche de coco, muy nutritiva y libre de lactosa.

La leche de coco es rica en ácido láurico, un ácido graso saturado de cadena media que se convierte en un compuesto conocido como monolaurina, el cual destaca por ser un antibacterial y antiviral, actuando como protector de nuestro organismo frente a infecciones y virus.

Se suele pensar que la leche de coco y el coco en general engordan muchísimo debido sobre todo a su alto contenido en grasas saturadas. Sin embargo, al ser más rico en ácidos grasos saturados de cadena media, sus grasas se metabolizan más rápidamente como energía en nuestro hígado, de manera que es menos probable que se almacenen. Aunque debe ser consumida con moderación.

Para endulzar prefiero evitar siempre el azúcar blanco refinado ya que es descalcificante, nos aporta calorías vacías y provoca picos de insulina debido a su alto índice glucémico, y esto no nos beneficia en absoluto ya que nos hace tener hambre constantemente, aunque nos hayamos pegado un atracón. Hay muchísimas alternativas que no tienen este efecto como el azúcar de coco, el sirope de ágave , la panela, miel…

Ahí va la receta:

Ingredientes

 

  • aguacate maduro
  • leche de coco
  • 3 cucharadas de azúcar de coco o panela
  • Zumo de 1/2 limón
  • Palos de helado

 

Esta es una receta adaptada por mi pero puedes variar algunos ingredientes. Por ejemplo puedes utilizar zumo de lima en vez de limón y otro tipo de endulzante natural como el sirope de ágave.

Para que el helado tenga un sabor más refrescante se puede añadir algunas hojitas de menta a la receta.

La elaboración además es tan simple que puedes hacer participar a los niños, les encantará! solo hay que mezclar, triturar y llenar los moldes. Unas horitas en el congelador y voilà!!

Antes de servir, conviene dejarlos fuera del congelador por unos minutitos.

Resumen nutricional:

omega 3, vitamina E, vitaminas A, B1, B2,B3, D y C, ácido fólico y mucha imaginación!