Si existe una danza que potencie la feminidad por excelencia, esa es la danza del vientre. Yo la descubrí hace 7 años por casualidad y enseguida me enganché como una mariposa a su flor preferida. Es adictiva!

Empecé a bailar por recomendación de una fisioterapeuta que me estaba tratando un problema en la cadera, en la articulación sacro ilíaca, para ser más exactos. Ese tema me estaba llevando por el camino de la amargura porque me estaba costando mucho solucionarlo. Estaba muy bloqueada físicamente. Pues bien, gracias a la danza , los estiramientos y los cambios en mi dieta pude superarlo con muuuuucho ritmo.

La danza del vientre tiene una serie de bondades muy extensa:

  • Es altamente adictiva ya que te sientes muy conectada con tu cuerpo y descubres movimientos que jamás pensaste hacer y facetas de ti ocultas.
  • Desbloquea tu mente. La música, el movimiento, el vestuario, la coreografía enfoca tu mente exclusivamente a disfrutar de ese rato de ejercicio.
  • Fortaleces toda la musculatura del suelo pélvico gracias a los movimientos ondulantes y el control de los movimientos de tu cadera.
  • Descubres una nueva cultura, nuevos ritmos y tradiciones milenarias con esta danza.
  • Favoreces una buena postura corporal ya que aprendes a mantenerte erguida y controlar diferentes zonas de tu cuerpo de manera independiente.
  • Mejoras la memoria, tu capacidad de reacción y tu agilidad cuando empiezas a memorizar secuencias y coreografías.
  • Conoces a gente maravillosa y disfrutas del contacto con tus profesoras y compañeras.

Podría continuar con la lista pero ahora me quiero centrar en el siguiente punto…

Beneficios de la danza del vientre durante el embarazo:

 

danza del vientre

danza del vientre

 

 

Lo ideal sería empezar a practicar la danza oriental incluso antes de quedarte embarazada para empezar a tener una buena forma física. Además esta danza favorece la fertilidad! De hecho en sus inicios y en sus  variedades en diferentes países se empezó a bailar como culto a la reproducción y fertilidad de la mujer.

Si te quedas embarazada una vez ya estás iniciada en el baile, como fue mi caso, en principio puedes continuar sin ningún tipo de problema. Siempre midiendo tu esfuerzo con sentido común, sin forzar la máquina.

Si quieres empezar a practicarla una vez estás embarazada , en algunos casos los ginecólogos y comadronas recomiendan esperar a finalizar el primer trimestre que es el más riesgoso. Pero bueno, esto es relativo, creo que cada caso es diferente y depende de tu estado físico , el tipo de embarazo…

Hay uno de los movimientos más representativos de la danza oriental, el shimmi, que consiste en poner a vibrar tu vientre a través de la relajación y movimientos enérgicos con las rodillas. Este el único movimiento que deberías hacer con cuidado y a baja intensidad para no correr ningún riesgo.

Por tanto, esta danza te beneficiará en el embarazo porque:

  • Los movimientos ondulantes y de cadera pueden ayudarte a prevenir los típicos dolores de espalda.
  • Conocerás mejor tu anatomía y por tanto podrás controlar mejor tus cambios físicos durante este periodo.
  • Te sentirás guapa y sexy viendo como va creciendo tu barriguita en movimiento.
  • Por supuesto el ejercicio físico ayudará al correcto desarrollo del bebé, oxigenarás tu sangre, liberarás endorfinas, le transmitirás relax…

Aún tienes dudas ? Venga, anímate a danzar! No existe edad, peso o medidas ideales para iniciarse en esta fabulosa danza. Inspírate aquí.

 

danza del vientre