¿Cómo aumentar la fertilidad naturalmente?

Si estás leyendo este post seguramente llevas un tiempo intentando concebir y no has tenido éxito. Tranquila, aquí no encontrarás la solución definitiva a tus problemas ni el remedio milagroso pero espero dar un poco de luz a tu búsqueda, siempre desde mi experiencia como farmacéutica y mamá a la que no todo le sale a la primera.

Antes de nada, recordar que lo primero que hay que hacer es visitar a tu ginecólogo/a para descartar posibles problemas orgánicos como quistes, alteraciones hormonales, endometriosis… Tu pareja también debería hacer lo mismo para ver si la calidad espermática es la correcta. Si te confirman que todo está bien es hora de tomar algunas medidas dietéticas que os podrían ayudar a los dos.

Hay tres cosas básicas que seguro que ya sabes pero tengo que nombrarlas: el tabaco, el alcohol y el sobrepeso. Hay que mantenerlos fuera de nuestras vidas!

Otro factor importante que a veces no se tiene en cuenta en revisiones normales es el tema de las intolerancias alimentarias. Necesitaría otro post para profundizar en ello. Simplemente haceros la reflexión de que hay que descartar celiaquías e intolerancias, por ejemplo al gluten, que suelen estar encubiertas y pueden alterar el equilibrio hormonal. Existen laboratorios de análisis clínicos que ya ofrecen este test desde hace tiempo mediante una extracción de sangre. Los resultados pueden ser muy reveladores pero no son pruebas baratas. También se puede realizar un test más sencillo en algunas farmacias especializadas por un precio más económico. Os recomiendo dos webs por si necesitas más información sobre el tema:

 

Los nutrientes clave que no pueden faltar en tu dieta:

    1. Ácido fólico, vitamina B12 y yodo: El ácido fólico o vitamina B9 es una coenzima, sustancia que regula los mecanismos metabólicos, necesaria para la formación de aminoácidos, principalmente aquellos que intervienen en la formación de las denominadas purinas y pirimidinas que son las piezas estructurales básicas sobre las que se construye el ADN. La presencia de vitamina B12 sólo se encuentra en alimentos de origen animal. Por ello, toda persona vegetariana debe suplementar su dieta con dicha vitamina. Aquellas mujeres vegetarianas que programan un embarazo deben suplementarse con vitamina B12 previo y durante la gestación. El yodo también es importante tenerlo en buenos niveles antes de la gestación. Estos tres nutrientes se complementan entre sí.El ácido fólico es muy importante para el desarrollo del tubo neural del bebé y para evitar malformaciones. Hemos de tener los requerimientos básicos cubiertos como mínimo un mes o dos antes de quedarnos embarazadas. En resumen, si no lo estás haciendo ya, debes empezar a tomar una dosis de 400mcg diarios de esta vitamina, como mínimo, en forma de suplemento y consumir verduras de hoja verde oscuro tipo espinacas, kale, brócoli…
      Su consumo también es necesario para que nuestras hormonas, óvulos y espermatozoides funcionen a pleno rendiminento.
    2. Omega 3 DHA: es un ácido graso esencial que debemos cubrir con un suplemento ya que es complicado obtener dosis altas a través de la alimentación. La dosis óptima sería de un gramo diario aproximadamente. Ojo, siempre con una marca de calidad. Se comercializa en perlas de aceite de pescado azul, Krill o algas y hemos de tener la seguridad de que está correctamente purificado y sin enranciar.
      Por tanto, otro nutriente fundamental para los dos ya que mejora la calidad espermática y beneficia el proceso de ovulación.
      Los programas PeriLip y EARNEST de la Unión Europea recomiendan un consumo mínimo diario de DHA en el embarazo y lactancia de 200 mg, habiéndose constatado que ingestas de hasta 1000 mg DHA/día son seguras. Una dosis adecuada para una embarazada o mujer en periodo de lactancia es de aprox. 500 mg DHA/día.

      image005
      image007

 

  1. Zinc: Es un mineral presente en la mayoría de frutas y verduras. Su deficiencia produce problemas en la producción de progesterona (hormona implicada en la ovulación) y debilidad de nuestro sistema inmunitario. También básico para la salud de la próstata y la calidad espermática.
  2. Vitamina D: Te sorprenderías de la cantidad de personas que tienen déficit de esta vitamina. Específicamente en España, aunque parezca contradictorio porque somos un país de sol y buen clima también estamos carentes. Para obtener buenos niveles de esta vitamina es fundamental recibir los rayos de sol en nuestra piel, durante todo el año, y también hacer un aporte con la dieta y suplementos. El pescado azul,la leche y los huevos son una fuente importante.

 

image009

Aparte de estos tres puntos, son necesarias todas las vitaminas del grupo B, un buen aporte de hierro, antioxidantes como la vitaminas A, E y C y el mineral selenio. Pero no me voy a detener en explicar cada uno de ellos para que no acabes con un “cacao mental”.

En el siguiente post te detallaré algunos de los suplementos que existen en el mercado para mantener todas estas vitaminas y nutrientes en sus niveles correctos, a parte de unas pautas de alimentación saludable.

Estrógenos en su sitio:

Siguiendo con los problemillas que podemos tener escondidos porque no suelen dar síntomas alarmantes ,está el exceso de estrógenos, del que se está hablando mucho últimamente. También es un tema muy extenso . Te lo resumiré en pocas líneas. Se produce en mujeres ( y a veces también en hombres ) que por un lado fabrican más cantidad de hormona de la que les toca y además su hígado no puede metabolizar y deshacerse correctamente del exceso de esta hormona. Como resultado tenemos un desequilibrio entre los niveles de estrógenos y progesterona y esto afectará a nuestra ovulación.
Los síntomas que puedes notar son: falta de deseo sexual, menstruaciones irregulares y dolorosas, dolor de mamas, aumento de peso o retención de líquidos, estreñimiento durante todo el ciclo excepto cuando tienes la regla ,dolores musculares o articulares indefinidos, fatiga, pelo con falta de cuerpo ,infertilidad, imposibilidad de sostener el embarazo y un largo etcétera.
Esto se debería ver reflejado en un análisis de perfil hormonal que tendría que revisar tu especialista.

¿Cómo podemos intentar arreglarlo?

  1. Manteniendo los niveles de azúcar en sangre a raya. Esto quiere decir no pegarnos atracones de cosas muy dulces y carbohidratos de rápida absorción entre horas. Hay que reducir los azúcares refinados (azúcar blanco), bebidas edulcoradas, cereales refinados (tortitas de arroz entre horas, cereales de desayuno industriales…). Lo mejor es comer cada cuatro horas y hacer cinco comidas al día para no crear picos de insulina. Prueba a condimentar tus desayunos y meriendas con canela, esta especie regula la absorción de los azúcares.
  2. Evitar productos lácteos de vaca y el trigo. Pásate a las bebidas vegetales tipo arroz, avena y busca alternativas al trigo convencional. Hay multitud de cereales como el kamut, centeno, espelta , mijo, trigo sarraceno, quinoa (pseudocereal) que tu organismo agradecerá.
  3. Seguir una alimentación rica en frutas y verduras que ayuden a trabajar bien a nuestro hígado tipo remolacha, brócoli, coles de bruselas, alcachofas, col rizada o Kale, frutos rojos…
  4. Eliminar tóxicos ambientales que tienen efecto estrogénico y que nos hacen sintetizar un exceso de estrógenos. Hay que evitar los plásticos con BFA, cosméticos con parabenos, etc (mejor pasar a la cosmética más natural) , utensilios de cocina con metales pesados como las sartenes de teflón. Muy importante, no calentar nunca envases de plástico en el microondas (aunque el fabricante diga que son aptos) ni reciclar botellas de agua de plástico durante días y días en el coche o en bolso, por ejemplo.

 

image011
image013

 

Es cuestión de pequeños hábitos que pueden marcar la diferencia.

Por último, tranquiloooooooos:
Otro punto estrella en el tema de la fertilidad, el estrés. Ya se que es muy fácil decirlo y muy difícil solucionarlo pero puedes ayudarte haciendo un replanteamiento de hábitos. Si no haces ejercicio porque no te gusta ir al gimnasio (a mi tampoco) puedes probar las clases de yoga, algún tipo de danza que te relaje y te divierta, sesiones grupales de pilates, estiramientos …aunque solo sea una hora o dos a la semana , y si puedes hacerlo con tu pareja muchísimo mejor.

Y por último y no menos importante, practicar, practicar y practicar afinando la puntería, eso si, sin obsesionarse que es lo más difícil.

image015