image001

Son muchas las preocupaciones que implican una vuelta al cole en toda regla, tanto para los papás como para nuestros niños. Que si el material escolar, uniforme, las extraescolares, los nuevos profes, amiguitos por conocer, las vuelta a las rutinas … y como no , los nuevos virus a los que enfrentarse, los rasguños y heridas de guerra, las pesadillas antes de un reto importante, los mocos perennes, los temidos piojos, los hongos de la clase de natación y un largo etcétera. Pero, afortunadamente, los aceites esenciales nos pueden ayudar!

Aceites esenciales

Para hacer frente a todos estos problemillas tenemos un recurso natural muy interesante, la aromaterapia. Los aceites esenciales se pueden considerar como la inspiración de los medicamentos que tenemos hoy en día. Son medicinas para el cuerpo, con alma .
Los aceites esenciales son la esencia volátil de una planta o árbol aromático. Es su más alta concentración y contiene una gran cantidad de moléculas aromáticas (principios activos) con diversas propiedades terapéuticas.

Pero, aunque se trate de un tratamiento natural, también pueden tener contra indicaciones y precauciones especiales debido a los efectos farmacológicos de sus moléculas activas. Por eso hay que utilizarlos correctamente.

Es básico comprar aceites esenciales de laboratorios de calidad contrastada y a poder ser biológicos. Algunos de los que suelo utilizar son Prânarom, pero existen muchas marcas y suelen ser francesas.

http://www.pranarom.com/es/home

Como norma general, entre 1-12 meses del bebé se aconseja mezclar el aceite esencial al 50% ,como mínimo, con un aceite vegetal tipo aceite de almendras dulces, aceite de jojoba, de caléndula… También puedes utilizarlos en difusión ambiental (durante no más de 15 minutos en niños y 30 en adultos, con un difusor de aceites esenciales pero su efecto será más suave.

Estos son los aceites esenciales (AE) más útiles y seguros en la edad pediátrica:

AE RAVINTSARA (Cinamomum camphora QT CINEOL)

Este es uno de los que siempre tengo en casa porque es muy versátil y seguro para toda la familia, en bebés se puede utilizar a partir del mes. Su nombre quiere decir “la hoja buena para todo”.

Sus funciones:

  • combate los virus y aumenta las defensas naturales del organismo.
  • descongestiona las vías respiratorias.
  • refuerza la energía física y mental.

Podemos utilizarlo para prevenir y tratar gripes ,resfriados y demás virus “escolares”.
6 gotas de AE Ravintsara mezcladas con la misma cantidad de aceite vegetal de nuez de albaricoque ( o el que tengas a mano). Masajeas la planta del pie, pecho y espalda, 1 o 2 veces al día como prevención y 4 o 5 veces al día en tratamiento.

AE SIEMPREVIVA AMARILLA o inmortal (Helicrisum italicum)

Otro básico en el botiquín para las heridas de guerra. Es un poco caro pero seguro que lo podrás utilizar muchísimo.

sus funciones:

  • alivia todos los traumatismos, golpes y contusiones. Efecto antiinflamatorio y estupendo para los moratones.
  • actúa contra la degeneración del tejido cutáneo. Buen cicatrizante para los rasguños y quemaduras solares. Eficaz contra el envejecimiento (atención mamis).

Puedes usarlo diluido en aceite vegetal de árnica, por ejemplo, o de rosa mosqueta. 3-6 gotas de la mezcla en la zona afectada lo antes posible y repetir 3-4 veces al día durante 48 horas.

AE MANZANILLA ROMANA (Chamaemelum nobile)

Este aceite esencial me gusta mucho porque es muy suave y tolerable pero con una potente actividad. Además tiene muchas aplicaciones.

Sus funciones:

  • potente analgésico (para el dolor). Útil durante la salida de los dientes.
  • antiinflamatorio en afecciones de la piel. Tratamiento de eczemas, picores, psoriasis, eritema del pañal…
  • antiespasmódico. Facilita la digestión cuando hay cólicos. Apto para lactantes.
  • calmante del sistema nervioso central. Relaja
  • antiparasitario suave. Útil para tratar los parásitos intestinal en niños.

Puedes usarlo diluyendo dos o tres gotitas de Manzanilla romana en dos gotas de aceite de almendras y hacer un masaje en la barriga del niño en el sentido de las agujas del reloj , para calmar dolores abdominales.
Si quieres que se relaje por la noche antes de un día importante o para evitar pesadillas, un par de gotitas en la espalda y plexo solar (pecho) haciendo un suave masaje.
También diluyendo dos gotitas en aceite de caléndula se puede aplicar directamente en zonas de la piel delicadas con picor como un culito enrojecido.

AE PINO PONDEROSA (Pinus ponderosa)

El aceite “para los mocosos”

sus funciones:

  • balsámico y expectorante. Facilita la respiración en catarros. Apto en asmáticos.
  • antiinflamatorio y analgésico.
  • antiespasmódico de vías respiratorias y relajante.
  • relajante del sistema nervioso. Útil en difusión para evitar pesadillas.

Cuando el peque empiece con el resfriado y la tos con mocos puedes poner un pañuelo de tela impregnado en tres o cuatro gotas de aceite esencial debajo de la almohada o cerca de la cama, le ayudará a dormir. También puedes usarlo en masaje, en pecho y parte alta de la espalda diluido en aceite vegetal.

AE ÁRBOL DE TÉ (Melaleuca artenifolia)

Uno de los más conocidos y populares, nos trae todas sus virtudes desde Australia.
Es uno de los más seguros y bien tolerados.

sus funciones:

  • antibacteriano potente.
  • antiviral y estimulante del sistema inmunitario.
  • fungicida y parasiticida. En tratamiento de infecciones por hongos y demás “bichitos”.

Una de sus aplicaciones más recurrida es la del tratamiento y prevención de los piojos. En época de infestación en el cole, una gotita repartida detrás de las orejas y la nuca (huele un poquito fuerte así que no hay que pasarse). En el facebook de wayuumama tienes más consejos sobre este tema.
También puedes tratar los hongos de los pies y las uñas con él (hay que ser persistente). Una gotita directamente (o un poco diluida si es menor de tres años) en la uña dos veces al dia.
En bronquitis y amigdalitis, se puede utilizar desde el mes de vida para apoyar el tratamiento convencional. Masaje en pecho o cuello , dos gotitas diluidas en dos gotas de aceite vegetal.

A practicar!

 

aceites esenciales